Gastronomía

Los deleites culinarios de la cocina típica yucateca están hechos de una exquisita mezcla de ingredientes utilizados por los antiguos mayas, con sabores traídos por los españoles durante la Colonia y más tarde, con aportaciones caribeñas y del medio oriente.

 

 

                                                                                                                                   

LONGANIZA 

Por muchos años, la Península de Yucatán no tuvo fácil acceso debido a las sierras y a la falta de caminos. Pese a su aislamiento del resto de México por tierra, al tener puertos y tratos culturales y comerciales con Europa (especialmente con Francia), Nueva Orleáns y Cuba, los yucatecos naturalmente se vieron influenciados por los muchos aspectos de estos países y ciudades, conformando así la base de una de las gastronomías más reconocidas de México y del mundo.

PANUCHOS

 Y no es para menos, pues la comida yucateca goza de fama internacional debido a la inigualable conjunción de condimentos y especias tales como la pepita de calabaza, el orégano, la cebolla morada, la naranja agria, el chile dulce, el tomate, el achiote, el chile xcatic, el chile habanero, el chile max y el cilantro, que combinados le dan ese sazón tan especial a la comida de esta región que alguna fue vez conocida como la “Tierra del Faisán y del Venado” por utilizar estas especies como ingredientes especiales de los manjares que aquí se preparaban y que actualmente estos han sido sustituidos por carne de cerdo y pavo, agregando diversos condimentos y dando lugar a los deliciosos platillos regionales que hoy en día todos conocemos y disfrutamos, como la cochinita pibil, que es una de las especialidades gastronómicas más típicas y mejor conocidas en el resto del país.

COCHINITA PIBIL

 De igual manera, están los deliciosos salbutes y panuchos que se hacen con tortillas de maíz hechas a mano, fritas y cubiertas con frijol negro, carne deshebrada de pavo o pollo, lechuga, cebolla morada y salsa ”xnipec”; los papadzules, que se elaboran con tortillas rellenas de huevo duro, salsa de pepita de calabaza, cubiertas con salsa de tomate y chile habanero; la sopa de lima, muy parecida al caldo de pollo pero con el sutil sabor de la lima, el pavo en relleno negro y el queso relleno, así como el tradicional poc-chuc y el pescado tikinxic, el cual se marina con achiote, se envuelve en hojas de plátano y se asa, para disfrutarlo con una rica salsa de chile habanero y tomate.

 

  PAPADZULES 

 

     

  POC CHUC


 

 

 

El chile habanero, considerado como uno de los más picosos del mundo, es muy utilizado en todas sus formas para dar sabor y un toque muy particular a los alimentos. Con él se elaboran la muy picosa salsa “xnipec”, que contiene jugo de limón, cebolla y chile habanero asado y molido.

 

  QUESO RELLENO 

 

 

 

 

 

 

 

RELLENO NEGRO

 

Otros platillos típicos de la región, aunque quizá menos conocidos  por ser mas caseros son, el puchero de tres carnes, el chocolomo, el pollo pibil, el frijol con puerco, los huevos motuleños, el potaje de lentejas, los tamales colados, los vaporcitos y los huevos con chaya.

 

     

  SILKIL-PAK    

 

 

  

  SOPA DE LIMA

 

 

 

 

 

De beber, podemos encontrar la deliciosa horchata de arroz, el licuado de chaya con limón, el agua de lima, de naranja agria, de guanábana y de pitahaya, asi como los refrescantes trolebuses, sorbetes y granizados que podemos disfrutar a la sombra de algún frondoso árbol  del Paseo de Montejo. Otra bebida típica es el exquisito Xtabentun mejor conocido como el “licor de los dioses”, el cual se elabora con miel de abeja y anís, por lo que tiene un gran parecido al licor de esta semilla. 

 

 PIBIPOLLO

   

 TAMALES

 

 

 

 

 Los postres, que también son una muestra de la gran calidad gastronómica del estado, por siempre han sido disfrutados por niños y adultos para cerrar con broche de oro alguna cena o comida especial, alegrando el corazón y el espíritu. La mayoría de ellos están elaborados con frutas de la región, como el dulce de papaya, de nance, de ciruela o de ciricote; así como las ricas cremitas de coco o cocadas y el “caballero pobre”, deleitando siempre a los paladares más exigentes.

    

   CABALLERO POBRE

 

 

 

 

 

 

 

 DULCE DE PAPAYA CON QUESO 

 

 

 

 

 

Búscanos en Facebook